Saltar al contenido
💚 CONSUMIR VEGANO

Una dieta vegana podría estimular los microbios intestinales que ayudan a perder peso

Brochetas de verdura

Cambiar a una dieta vegana podría ayudar a las personas a perder casi ½ kg. de peso a la semana y reducir significativamente el riesgo de diabetes, según un estudio presentado recientemente en la reunión anual de este año de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) en Barcelona, España.


Ponte en forma en casa


Emma Elvin de Diabetes UK: “Es cierto que muchos de los alimentos de una dieta vegana equilibrada son buenos para nosotros, pero eso no significa que todas las dietas veganas sean saludables”.

En el estudio, realizado entre 148 personas, 73 de ellos cambiaron a una dieta vegana perdiendo una media de 5,8 kg. de peso en el transcurso de 16 semanas, además fueron más capaces de absorber el azúcar de su riego sanguíneo.

Perdida de peso

Máquina cavitación ultrasónica para reafirmar la piel


Los investigadores sugieren que la pérdida de peso es el resultado de los microbios intestinales que estimulan la dieta y que están relacionados con mejoras en el peso corporal, la composición y el control del azúcar en la sangre.

El papel del microbioma intestinal en la regulación del peso y la diabetes

El microbioma intestinal, compuesto por billones de bacterias beneficiosas, desempeña un papel importante en la regulación del peso y en el desarrollo de síndromes metabólicos y diabetes tipo 2.

Cesta de verduras

Para el estudio actual, los científicos del Physicians Committee for Responsible Medicine de Washington probaron durante 16 semanas los efectos del cambio a una dieta basada en plantas sobre la composición de la microbiota intestinal, el peso corporal, la composición corporal y la resistencia a la insulina entre los individuos con sobrepeso sin antecedentes de diabetes.

De 147 participantes (con un promedio de edad de 55,6 años), 73 fueron instruidos para seguir una dieta vegana baja en grasa durante el transcurso de 16 semanas y a 74 se les dijo que no hicieran ningún cambio dietético durante el mismo período.

Al inicio y a las 16 semanas, se utilizaron kits de uBiome para evaluar la composición del microbioma intestinal, se utilizó la absorciometría de rayos X de energía dual para medir la composición corporal y se utilizó un método llamado índice PREDIM para evaluar la sensibilidad a la insulina.

La dieta vegana mejora el IMC y la sensibilidad a la insulina en los diabéticos


Medidores de glucosa

No products found.


Después de 16 semanas, el peso corporal se había reducido en un promedio de 5,8 kg. en el grupo vegetariano o vegano, en comparación con la línea de base, lo que se explica principalmente por la disminución de la masa grasa y la grasa visceral. Todas las personas del grupo vegetariano perdieron peso, siendo la mayor pérdida de 6,9 kg. y la menor 4,7kg.

Los participantes que siguieron la dieta vegana también tuvieron un aumento significativo de la sensibilidad a la insulina, en comparación con el valor inicial. Una mayor sensibilidad a la insulina hace que el cuerpo sea más eficiente en la absorción del azúcar de los alimentos, reduciendo así la cantidad que queda en la circulación sanguínea y disminuyendo el riesgo de diabetes tipo 2.

Ciertas especies de bacterias aumentaron en la dieta vegana

La abundancia relativa de una bacteria llamada Faecalibacterium prausnitzii aumentó en un 4,8% en el grupo vegano, cambio que se asoció a una disminución del peso corporal, la masa grasa y la grasa visceral.
La abundancia relativa de otra bacteria, Bacteoides fragilis, también aumentó en un 19,5% en el grupo vegano y este cambio se asoció con disminuciones en el peso corporal, la masa grasa y la grasa visceral, así como con aumentos en la sensibilidad a la insulina.

¿Qué opinan otros expertos?

Algunos expertos están diciendo que, aunque es alentador, el estudio es demasiado delgado en cuanto a los detalles sobre en qué consistían realmente las dietas de los participantes y cómo se veían afectados sus cuerpos.

“Es cierto que muchos de los alimentos de una dieta vegana equilibrada son buenos para nosotros, pero eso no significa que todas las dietas veganas sean saludables”, dice Emma Elvin de Diabetes UK.

Tom Sanders, del King’s College London’s, dice que el estudio no pudo relacionar los cambios bacterianos directamente con la pérdida de peso:

La dieta utilizada era una dieta vegana baja en grasas, mientras que las dietas veganas típicas generalmente contienen de 30 a 35 por ciento de energía de las grasas. La pérdida de peso fue sustancial y se espera que mejore la sensibilidad a la insulina”.

Sin embargo, añade que no es posible atribuir estos cambios a cambios en la flora microbiana intestinal y que ya se sabe que estos cambios se producen en la dieta vegana, por lo que no se trata de un hallazgo novedoso.

Sanders señala que lo que el estudio ilustra es que una dieta restringida en calorías rica en carbohidratos (presumiblemente no refinada) es beneficiosa para las personas con diabetes, lo que contradice la percepción pública equivocada de que las dietas altas en carbohidratos aumentan el riesgo de diabetes.

Ian Johnson, del Quadram Institute de Norwich, también dice que sin más investigación, ciertamente no se puede inferir que los cambios en las bacterias intestinales causaron las pérdidas de peso o las mejoras en la salud metabólica: “Sin otra información, las simples correlaciones no pueden probar la causalidad.”