Te felicito por tu libro y te deseo unas felices fiestas libre de platos tristes. Aquí, el único que dejo de comer carne fuí yo. Aunque soy vegetariano, ya dejé los huevos y bueno, me falta la leche, pero algo es peor que nada. Consumo lo menos que puedo alimentos de origen animal. Vivo en Argentina, aunque soy Vasco. Puedes imaginarte que aquí el consumo de animales es masivo. Es muy triste ver que las personas enferman y se vuelven crueles por culpa del consumo de carne que viene de seres que viven una vida horrible. Te deseo lo mejor y te aliento a seguir para adelante. Muchos besos!!

Responder